ENCUENTRO FORMACIÓN PERMANENTE

HORARIOS DEL ENCUENTRO SS CC

 

Horario

Actividad

Observación

07:30

Oración

 

08:00

Desayuno

 

09:00

Sesión de trabajo

 

11:00

Refrigerio

 

11:30

Sesión de trabajo

 

13:00

Almuerzo

 

15:30

Sesión trabajo

 

16:30

Refrigerio

 

18:00

Eucaristía

 

19:00

Cena

 

20:00

Recreo

 

 

DOMINGO 21 DE MAYO PASEO FUERA DE QUITO..

 

COMUNIDADES.

 

          Buena Madre

Ángel Armoa, Joao E. Mattos, JC Vélez, PP Anchondo y Arnoldo Castañeda. 

          Buen padre

Juan Cofré, Pedro Vidarte, Jimmy Benavidez y Javier Cárdenas.

         San Damián

Luis Alberto Hernández, Rufino Valeriano, Eric Hernout y Matías Valenzuela.

       Beato Eustaquio

Pedro león, Luis E. León, Iván Espinola y Lucio Colque.

 

 

Equipo coordinador

Guillermo Rosas (Cl)

Hilvar Loyaga (Ec)

Arley Guarín (Col)

Matín Konigstein (Al) Acompañamiento espiritual

 

Participantes

Chile:

Juan Cofré

Matías Valenzuela

Javier Cárdenas

Pedro León

Eric Hernout

 

Ecuador:

Jimmy Benavidez

Luis Enrique León

Juan Carlos Vélez

 

Colombia:

Arnoldo Castañeda

Luis Alberto Hernández

 

Perú:

Lucio Colque

Pedro Vidarte

Rufino Valeriano.

 

Brasil:

Joao E. Mattos

 

Paraguay:

Ángel Armoa

Iván Espínola

Hemos comenzado un encuentro de formación permanente organizado por la Cial que tendrá lugar entre el 16 y el 26 de mayo en Ecuador. Estamos reunidos en Quito en la Casa de Oración Cruz Pamba SSCC de Conocoto que pertenece a las hermanas de los SSCC. Somos en total 21 hermanos de ocho países, pero los que estamos viviendo el encuentro somos 17 de siete países (acompañamos la lista a continuación). Coordinan el encuentro Guillermo Rosas (Chile), Hilvar Loyaga (Ecuador) y Arley Guarín (Colombia), y viene como acompañante espiritual Martín Königstein. Hemos sido convocados hermanos que tenemos entre cinco y quince años de votos perpetuos y la finalidad que se nos ha planteado es la de reflexionar juntos la vida y la misión a la que hemos sido llamados. Buscando generar miradas comunes así como profundizar nuestro sentido de pertenencia congregacional. Todo ello vivido como un tiempo espiritual, es decir, de encuentro con nosotros mismos y con el Señor.

Añadir nuevo comentario