FORMACIÓN INICIAL

 

DESCRIPCIÓN DEL PROCESO DE FORMACIÓN INICIAL

Si crees que Dios te llama a ser parte de nuestra Familia misionera Sagrados Corazones, Provincia Andina, te mostramos los pasos a realizar.

  1. Discernimiento personal y acompañamiento previo. Trabajo personal (fichas) y visita a las comunidades ss.cc. y a la familia del candidato. Participación en la semana vocacional. Hacer una petición escrita solicitando ser admitido a una nueva etapa.
  2. Aspirantado, etapa que dura 6 meses y se realiza en una casa de los Sagrados Corazones en Bogotá. Objetivo: Acompañar al candidato en un primer discernimiento vocacional que favorezca su integración  a la vida religiosa en la Congregación de los Sagrados Corazones, con miras a su integración en el postulantado.
  3. Postulantado en Quito, Ecuador, con otros jóvenes de Perú y Ecuador, al menos dos años. Objetivo General: favorecer una experiencia de formación integral, que a través del acompañamiento personal y comunitario  inicie al candidato en la Vida Religiosa y le permita discernir su vocación desde una experiencia radical del seguimiento de Jesús en la Congregación de los Sagrados Corazones.
  4. Noviciado, en Lima, Perú, dura un año. Con jóvenes de los países de América Latina donde está la Congregación SS.CC.
  5. Etapa de Profesos, en la actualidad tiene dos años en Santiago de Chile, luego se retorna a un país de nuestra provincia (Ecuador, Colombia, Perú), bien puede ser Bogotá. Durante este tiempo de estudios de teología, se hace una interrupción para hacer un año de experiencia pastoral. El proceso de formación inicial termina con los votos perpetuos. Luego seguirá la formación permanente y los ministerios de diaconado y presbiterado vividos en comunidad y al servicio de la Iglesia y la sociedad, para contemplar, vivir y anunciar el amor misericordioso de Dios encarnado en Jesucristo, donde nos envíen y necesiten. 

“Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; seguirlo es una gracia, y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado.” Aparecida, 18.

 

ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

Dios y Padre nuestro,

que en tu providencia nos guías y acompañas,

hoy de manera especial nos dirigimos a ti,

cuando celebramos la obra redentora de tu Hijo,

a quien enviaste al mundo para

“rescatar lo que estaba perdido”, para

“sanar los corazones heridos”,

e instaurar tu Reino de justicia y verdad.

 

Te suplicamos:

¡danos más obreros para tu mies!

¡concédenos ministros según tu corazón!

¡suscita en nuestras familias, vocaciones para la vida religiosa y sacerdotal!

¡elige entre nuestros jóvenes a aquellos dispuestos y generosos,

para que tu obra de salvación

llegue a todos los rincones de la tierra!

Te lo pedimos por mediación

de los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Amén.

A los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Honor y gloria. Amén.

 

 

ALGUNAS ACTIVIDADES

  

 

 

Tres maneras de ayudar en la Pastoral Vocacional:

  1. Animar a los jóvenes a descubrir el camino que Dios quiere para ellos
  2. Orar, por las vocaciones.
  3. Donar, para que los jóvenes que ingresan puedan seguir su proceso formativo.

 

12